Cafeína

– Descripción: La cafeína es un producto vegetal que se encuentra mayormente en semillas de café, té, refrescos, cacao y chocolate.

– Efectos: Incrementa el nivel de alerta, energía y concentración.  Sensación de bien estar, sociabilidad.

– Efectos adversos: Ansiedad,  mareos, vértigo, hipoglucemia, indigestión, problemas para respirar, contracciones musculares, nauseas, diarrea, cetona en la orina, somnolencia, sed, confusión, irritabilidad, insomnio, cambios en el apetito, sequedad bucal, visión borrosa, nerviosismo, sudoración, ataques de pánico. Incremento de: Los latidos del corazón, temperatura corporal, flujo de sangre a las extremidades, presión sanguínea, nivel de azúcar en la sangre, secreción de ácidos estomacales, producción de orina (diurético).

– Potencial adictivo: Bajo (2).

– Uso médico / Beneficios: El consumo de café está relacionado con desempeñar un papel positivo en pacientes con enfermedades el hígado (Fuente). Reducción en el riesgo de derrame cerebral (En mujeres). Menor incidencia en el desarrollo de enfermedad de Parkinson (Solo en hombres) y Alzheimer. Menor probabilidad de suicidio (Estudios contradictorios). Diuretico.

– Muertes anuales:

– Estado legal: Legal en todo el mundo.

– Enfermedades relacionadas: Ulcera péptica, acidez, cambios en los hábitos intestinales, depresión, trastornos del sueño, arritmia cardíaca, crisis convulsivas tónico-clónicas, Cáncer: Ovarios. Páncreas (Estudios contradictorios).

Embarazo: Problemas para concebir, aborto espontáneo, nacimiento prematuro, bajo peso del infante, mortalidad prenatal (Estudios no concluyentes).

– Síndrome de abstinencia: Dolor de cabeza, irritabilidad, nerviosismo, nausea, tensión muscular, letargo, estreñimiento, cansancio, somnolencia, dificultad para concentrarse, desmotivación para trabajar, depresión, ansiedad, sensación de pesadez en las extremidades.

 

Notas:

 

  • En cantidades moderadas presentará poco o ningún riesgo, efecto segundario o peligro.
  • Cafeína es la droga psicoactiva más utilizada en todo el mundo.
  • Personas con trastornos de ansiedad nos especialmente susceptibles a los efectos de la cafeína.
  • Personas que toman medicinas para la depresión, ansiedad, insomnio, presión arterial alta, problemas del corazón, indigestión, o enfermedades de los riñones deben discutirlo con su médico.
  • El uso de café descafeinado está relacionado con el desarrollo de artritis reumatoide (Fuente).

Deja un comentario